Nacho Carretero: “creo que el periodismo es mucho más libre y de mejor calidad ahora que antes”.

Nacho Carretero (A Coruña, 1981), periodista y escritor, dio sus primeros pasos en el mundo periodístico en las redacciones de Radio Coruña Cadena SER, RNE Galicia, Marca o el ya desaparecido diario Qué!

Tras ello, se convirtió en periodista freelance y publicó reportajes para medios como JotDownXL SemanalGatopardo o El Mundo. Después se incorporaría a la redacción de El Español, época que coincidiría con la publicación de su primer libro ‘Fariña’. En la actualidad trabaja como reportero en El País.

 

En tu nuevo libro ‘En el corredor de la muerte’, narras la historia de Pablo Íbar, que ha pasado los últimos 16 años en el corredor de la muerte en Florida (EE. UU.), de los 25 que lleva en prisión. Un caso llamativo, sobre todo, por las luces y las sombras de las pruebas presentadas contra él. ¿Por qué te interesó escribir sobre esta historia?

Desde que descubrí la historia en el año 2012 a través de Tanya, su mujer, nunca he dudado de que se trataba de una historia digna de ser contada y conocida. Como periodista, desde el primer momento, me di cuenta de que debía seguir esa historia, que se trataba de un caso muy particular.

El pasado 22 de mayo, el Tribunal de Fort Lauderdale, que ya había fallado el 19 de enero de 2018 a favor de la pena de muerte, condenó a Pablo Íbar a cadena perpetua. Una sentencia que va a permitir a la defensa una repetición del juicio, pero con la buena noticia de que no podrá ya de ser condenado a la pena capital. ¿Cuál crees que será su desenlace?

No, esta sentencia no implica repetición de juicio alguno. De hecho, es cadena perpetua sin posibilidad de revisión. A Ibar lo han condenado a pasar el resto de su vida en prisión. La única opción que tiene es recurrir al Tribunal de Apelaciones, convencer al juez de que existieron irregularidades en el proceso y que accedan a repetir el juicio. Algo difícil, pero que van a intentar.

pablo ibar y nacho carretero foto emilio navarro
Pablo Ibar y Nacho Carretero en el corredor de la muerte en 2012/ Foto: Emilio Navarro

En la actualidad, la situación del periodismo sigue siendo precaria, sobre todo para los freelances o colaboradores de los medios, debido principalmente al factor económico. Y que hace muy difícil tratar temas con mayor profundidad ya que se carece, en muchos casos, de tiempo y medios. ¿Qué tipo de pasos crees que se deberían dar para cambiar esta realidad? ¿Cómo crees que se presenta el futuro para estos profesionales?

Ojalá tuviera la respuesta. La responsabilidad recae en los medios y su situación económica. Creo que hay que cuidar más a los colaboradores y mejorar las tarifas. La mayoría de medios podría hacerlo, pero no sienten la necesidad. Creo que es importante que periodistas con cierto recorrido no publiquen gratis o por dos duros. Que también se planten. Eso ayudaría a que los medios reaccionen.

Durante tu etapa como periodista freelance, escribiste sobre el genocidio en Ruanda, el virus del Ébola o la guerra de Siria. ¿Has sufrido la censura en alguno de tus reportajes?

Personalmente nunca he padecido censura en ningún reportaje en mi etapa de freelance.

Ciertamente, uno de los motivos por lo que muchos temas no se tratan en los medios, es, sin duda, el derivado de los intereses. Y los propios medios acaban aplicando la censura o manipulación para no hablar de ellos. ¿Crees que ese tipo de periodismo se ha extendido en los últimos años? ¿Consideras que la aparición de medios digitales está facilitando en cierta medida la publicación de otros temas que los grandes medios no cubren?

Al contrario de algunas corrientes de opinión, yo creo que el periodismo es mucho más libre y de mejor calidad ahora que antes. Digo más: creo que el periodismo es cada vez mejor. Esto no significa que no haya cosas que mejorar, todavía hay influencias, injerencias e intereses. Pero el periodismo va evolucionando y su ética mejorando.

IMG_3354
Nacho Carretero junto a Alberto Sáez y Emilio Sánchez en la ‘Feria del Libro de Madrid 2019’

En su caso, ‘Fariña’ fue secuestrada por orden judicial en enero de 2018, después de que José Alfredo Bea Gondar, quien fuera alcalde de O Grove (Pontevedra), os demandara a ti y a la editorial Libros del K.O. Cinco meses en los que la impresión del libro estuvo parada, y que generó un aumento de las ventas de los que ya se habían distribuido. Un hecho insólito en un sistema democrático que defiende la libertad de expresión. ¿Qué piensas cuándo ocurren estas cosas? ¿Crees que se ha despertado un mayor interés por temas como el narcotráfico a raíz de la popularidad de ‘Fariña’ tras su secuestro?

Pienso que el secuestro de Fariña se debió a un error judicial, un error incomprensible. Por suerte, es algo que en España no ocurre mucho. No se secuestran apenas libros, así que cuando ocurre, la sociedad no lo acepta, se indigna. Y eso es bueno, no toleramos estos intentos de limitar el derecho de información. De hecho, como bien dices, cuando se intenta prohibir una forma de expresión, la reacción es abrumadora y el efecto que se produce es el contrario. Ocurrió con Fariña, claro.

¿Cómo ha sido el antes y el después de ‘Fariña’ para Nacho Carretero?

Fariña ha hecho más visible mi nombre y eso me ha ayudado profesionalmente, sin duda.

El periodista italiano Roberto Saviano, autor de ‘Gomorra’ o ‘Cero, Cero, Cero’, ha dedicado su profesión y también su vida, a hablar sobre el narcotráfico y las mafias que controlan el negocio de la droga. De hecho, desde que se publicara ‘Gomorra,’ la camorra italiana le ha condenado a muerte y desde 2006 vive con escolta. Un ejemplo que demuestra que todavía queda mucho por hacer en el Periodismo y en la sociedad para que profesionales como Saviano puedan seguir hablando de lo que pasa sin ser amenazados por ello. ¿Consideras que es esencial más Carreteros y Savianos que sean capaces de tratar estas historias en los medios?

Bueno, Saviano es un periodista que está amenazado. Yo no. Su situación es mucho más complicada que la mía. Por lo demás, creo que ya existen muchos periodistas como yo o Saviano, mucho mejores (al menos que yo), lo que pasa que no siempre la relevancia llega solamente por el trabajo. A veces circunstancias externas (una amenaza, un juicio…) te da una trascendencia mayor, pero lo importante es ser honesto con tu trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s